banner3

Historia

chufas 1Desde hace miles de años, con orígenes probables en la región de Chuf en el Sudán, se viene cultivando la chufa, el tubérculo «Cyperus Sculentus» del que han llegado a nuestros días las variedades «llargueta» y «armela».

Se sabe que a orillas del Nilo, cuando el tiempo aun no tenía nombre, se consumía una bebida blanca y lechosa hecha con chufas cultivadas en sus riberas.

Cuando el Rey Jaime I llega a Valencia, estando reposando de sus fatigas en la lengua de tierra que va desde las murallas de la Ciudad al mar, se le acercó una doncella para ofrecerle un cuenco lleno de una bebida fresca, blanca, dulce y sana. 
Al beberla el Rey exclamó «
Axó es or, xata» (esto es oro, chata).

Algunos atribuyen la palabra horchata a este evento y desde entonces se utiliza para designar la bebida obtenida de la chufa.

Como la chufa requiere tierra suelta y arenosa para su cultivo y temperaturas suaves desde la primavera en que se planta hasta el invierno en que se recolecta, Alboraya, donde se dan las mejores circunstancias, ha asitido a un espectacular desarrollo de su cultivo.

Hoy la horchata de Alboraya es una bebida entrañable para todos los valencianos y para quienes nos visitan y la conocen.

 

LA SAGA PANACH

 

patenteLabrador de toda la vida, José Panach Riera, cultivaba y secaba chufas en Alboraya, tareas ambas tradicionales en aquel tiempo y lugar.

Basándose en la experiencia acumulada en su trabajo cotidiano, desarrolla, construye y registra el 21/10/70 con el número 376.214 de patente de invención, la primera «máquina par recolectar chufas» del mundo.

En 1971 abre al público la «Horchatería Panach» para ofrecer al público horchata que tiene dos características:

- El respeto por la tradición de la fórmula magistral de la horchata, transmitida durante generaciones en lengua vernácula.

- La cuidadosa selección de las mejores chufas cosechadas en sus propios campos, destinando el exceso sobrante para venta a la industria.

En 1989 se incorpora al negocio sus tres hijos, Amparo, Rosa y José Ramón.

 

Con la segunda generación la oferta se diversifica y poco después, en a los que no tienen un lugar cerca hay que ofrecer la venta 1992, obtenido el «Carnet de Manipulador de Alimentos» y la tecnología del frío, se lanza al mercado la primera vitrina de helados con dieciocho sabores.

Cuando usted visita la «Horchatería Panach», para pasar un rato agradable y poder compartir con los suyos el placer de degustar excelentes productos, está en buenas manos, las de la familia Panach.

Descubra, en las fotos del presente reportaje, cómo se consiguen las chufas que hicieron decir a un Rey «axó es or xata», la materia prima cuidadosamente seleccionada para conseguir una bebida sana, nutritiva, refrescante... la horchata Panach «El Cosechero».

 

patente2Personas y máquinas trabajan unidas, las primeras aportando su experiencia, su amor, su dedicación, las segundas, la tecnología y la fuerza.

Juntas consiguen de la tierra sus mejores frutos, las selectas chufas de Alboraya.

No hay edad para esta labor, que la familia Panach, realiza generación tras generación, para ofrecer al público su mejor horchata.

 

 

saga1   saga2   saga3

saga4   saga5   saga6